domingo, 22 de abril de 2012

MIRANDO ATRÁS- La Buena Vida


A veces me pregunto dónde irán a parar los deseos a los que he tenido que renunciar, los viajes no realizados, los conciertos a los que no asistiremos, las películas planeadas que no veremos, los billares no jugados, los Scrabble no disputados, las disculpas no pronunciadas, las palabras inventadas, las canciones destrozadas, los personajes readaptados, las manos enlazadas desordenadamente que ya no corregirás, los t’estimo no pronunciados, el sonido de tu risa y la luz que me alumbraba.


Mirando atrás se puede ver

que era tan grande como el mar,
tan imposible como estar aquí y allá,
pero no importa la verdad
ni nada más de lo demás;
ya sólo quiero acostarme y no soñar
el buen recuerdo se fue sin volverse a mirar
y desapareció,
mil universos no son suficientes por hoy
para apagar mi voz

Parece que hay que ser feliz
a toda costa porque sí
y que es tan fácil como ir a pasear,
pues no es sencillo despertar
a medianoche sin cuidar
no hacer ruido y molestar a alguien más
y si un mal día tú te vas
pero de esos de verdad,
que no me llamen, por favor,
que no me llame nadie más,
y no abriré la puerta ya
por más que insistan sin parar;
habla de algo en lo que no haya que pensar


No hay comentarios:

Publicar un comentario