miércoles, 4 de julio de 2012

LOVE OF LESBIAN - LA NOCHE ETERNA, LOS DÍAS NO VIVIDOS. Una crítica.




Nunca es fácil opinar sobre un nuevo disco de uno de tus grupos preferidos. La  cantidad de horas escuchando sus álbumes anteriores, cantando sus canciones en los momentos más insospechados y reconociendo lugares comunes en sus letras conforman un bagaje que provoca que tu visión del nuevo disco se desvirtúe por el cariño que le tienes al grupo.

La Noche Eterna, Los Días no vividos. Caramba!, disco doble con 18 canciones y casi 80 minutos de música. Malpensado que es uno; una obra de semejante tamaño después de una larguísima gira que les ha llevado a tocar en absolutamente todas partes, incluso en la verbena de la Fiesta Mayor de mi barrio (en la del tuyo, también, está claro) puede ser fruto de un permanente estado de gracia o mal posicionándome; estar plagada de temas poco madurados. El motivo de mi desconfianza viene provocado porque, pese al éxito general, su anterior disco -1999- ya tenía varios temas totalmente superfluos.

Y el disco empieza bien, realmente bien, con los más de 7 minutos de La noche eterna, un tema de gran calado emocional y en el que la voz de Santi Balmes se adecua perfectamente al tono de la canción. Continúa en buena línea con los Seres Únicos, aunque de nivel más bajo que la primera canción. Cara de extrañeza con Si tu me dices Ben, yo digo Affleck (título demasiado estúpido, incluso para ellos) y ¿esto qué es?  canción graciosilla pero ruidosa, desajustada y que se hace larga. Remonta rápidamente con Nada, donde Santi da muestras de lo buen cantante que puede llegar a ser.

A continuación entramos en el primer agujero negro del disco, el formado por las canciones Belice, Pizzigatos y 667, 3 temas totalmente anodinos, con letras muy absurdas que buscan más la fuerza de una frase concreta que dotar de una coherencia al texto entero. Clínicamente Muertos recupera un buen nivel después de lo soportado recientemente. Un minuto y medio de pausa para descansar y nos encontramos con la, posiblemente, mejor canción del disco: Oniria e Insomnia, una de esas canciones desesperadas que también interpreta el cantante de los lesbianos.

La segunda mitad del disco empieza con Nadie por las Calles, canción con ritmo ochentero mil veces escuchada anteriormente, El hambre Invisible es sencillamente una mala canción y allí en medio aparece Wio, antenas y pijamas, otra buena canción que nos vuelve a dar esperanzas de salvar el disco. Aunque estas son vanas porque de las 5 canciones que quedan para acabar el disco solo merece la pena destacar Los días no vividos, el resto no solo es prescindible sino que incluso es molesto y no me extiendo porque recordar que he dicho que Love of Lesbian es uno de mis grupos preferidos..

Love of Lesbian han decidido seguir el camino marcado por Algunas Plantas y en esto disco hay una mayoría de temas que siguen esa línea que no dudo que en directo puede ser muy festiva y divertida pero que convierten al disco en algo indigesto e incluso irritable. Lo peor de todo es que las canciones van pasando y no provocan ningún tipo de sorpresa, más bien de hastío.

Las letras no están a la altura de la herencia lesbiana siendo en ocasiones ridículas y en algunas rimas imitan a Mecano y eso es muy, muy grave. Santi Balmes, a estas alturas, debería saber que estilo de canción se adapta mejor a su voz y estos temas con una instrumentación tan saturada y desmesurada provocan que la voz del cantante esté constantemente luchando por destacar y al no conseguirlo se vuelva chillona cambiando su registro característico por otro muy molesto.

Todos los grupos pueden hacer lo que quieran con su carrera pero no sé si por aprovechar el momento, por afán de vender discos o por presiones de la discográfica;  pudiendo hacer un buen disco (La noche eterna, Nada, Wio, Los Seres Únicos, Clínicamente Muertos, Oniria e Insomnia  y un par de temas más) han decidido sacar este compendio de canciones apresuradas, poco inspiradas y en las que flota una sensación de relleno constante durante todo el disco.

A pesar de tantas canciones festivas, el primer single ha sido Oniria e Insomnia con lo que hasta el grupo se da cuenta de cuales son las canciones valiosas.

Definitivamente, Maniobras de Escapismo ha quedado atrás, muy atrás.

Felicitaciones a Love of Lesbian por el disco número 1 en la lista de ventas.





Y ahora el momento rabieta.




No hay comentarios:

Publicar un comentario