lunes, 11 de enero de 2016

DAVID BOWIE- The Stars Look Very Different Today


Aquest matí, ben d’hora, ens hem despertat amb la notícia de la teva mort. No puc dir que m’hagi sorprés, el cert és que després de llegir ja fa temps que el teu estat de salut no et permetia fer concerts no deixava d’esperar la notícia. Digue’m “agorero xungo” si vols, però així és.

Casualment, ahir venint en coche desde Barcelona vaig escoltar per primer cop el teu nou disc, BlackStar (ja és collonut que s’hagui publicat tant justet. Haguès estat un genial disc pòstum, ara ho seran algun dels 30 recopilatoris que sortiran properament) i t’asseguro que en les primeres cançons vaig pensar que el disc era el lament d’un moribund. Sí, de ben segur que he estat suggestionat pels vídeos de BlackStar i Lazarus.

De tota manera, ara no em ficaré un vestit que no em correspon. Mai m’haguès pintat una franja a la cara per imitar-te, ni m’haguès afilat els ullals per assemblar-me a tu. Tens discs que no m'agraden gens (la part americana sobretot, però a la mitificada època berlinesa també hi faria una bona poda) però t’he de reconèixer que t’admiro molt, que et considero un dels personatges més importants de la música pop, que el teu talent, la teva Intel-ligència i les teves mutacions t'han convertit en un mite amb total mereixement. 

I sí, m’has acompanyat molt, sinò de què estaria fent ara tot això?. Sense cap mena de dubte, el meu Bowie és el Ziggy Stardust arrastrant la guitarra com una pesada condemna però Scary Monters, Hunky Dory y Aladdin Sane també sonen al meu subsconcient. I després, retroban-te gràcies a la genial pirueta que dones a mitjans dels 90 i ens regales Outside, Heathen, Hours i, especialment, el fantàstic Earhtling. Però que llest que has estat sempre i quin ull tenies (no sé quin dels dos, el bo o el millor).

Space Oddity és de les cançons que més cops i més m’han emocionat a la meva vida, t’ho he de reconèixer. Velvet Goldmine em segueix fent pesigolles a l’estòmac, el piano inicial de Life on Mars continua tant meravellós com el primer cop que el vaig sentir. Cada cop que escolto Absolute Beginners (meravellós llibre, per cert) et vec regnant a la película, omplint-ho tot i sonric, no ho puc evitar. I sí Rock’n’Roll Suicide és una cançó per a que soni al meu funeral, fa molt temps que ho tinc clar.

Moltes gràcies David, només et demano que el major Tom segueixi vagarejant per l’espai i que en Ziggy Stardust se’n torni amb les seves aranyes al Planeta Roig, lloc tan ple d’emoció al meu pensament, que gràcies a ell i a l’amic Ray Bradbury van donar nom a aquest espai, només que el vaig haver de canviar perquè no estaria a l’alçada.

Els que estimem la música ens hem quedat una mica més orfes, deixa’t passar algun cop per aquest planeta que de ben segur que nosaltres vindrem a veure’t al teu

**************************************************************************


Esta mañana, temprano, hemos despertado con la noticia de tu muerte. No puedo decir que me haya sorprendido, lo cierto es que después de leer -hace ya tiempo- que tu estado de salud no te permitía dar conciertos no dejaba de esperar la mala noticia. Llámame agorero chungo si quieres, pero es así, te lo aseguro.

Casualmente, ayer viniendo en coche desde Barcelona escuché por primera vez tu nuevo disco, BlackStar (ya es curioso que su publicación haya sido tan justita. Hubiese sido un genial disco póstumo, ahora lo serán alguno de los 30 recopilatorios que saldrán próximamente) y te aseguro que en las primeras canciones pensé que el disco era el lamento de un moribundo. Sí, seguramente, estaba sugestionado por los vídeos de BlackStar y Lazarus, pero en eso pensé.

De todos modos, ahora no ostentaré un vestido que no me corresponde. Nunca me hubiese pintado una franja en la cara para imitarte, ni me hubiese afilado los colmillos para parecerme a ti. Tienes discos que no me gustan nada (la parte americana especialmente, pero a la mitificada época berlinesa también le conviene una buena poda) pero te reconozca que te admiro muchísimo, te considero uno de los personajes más importantes de la historia de la música pop y que tu talento, inquietud, inteligencia y tus mutaciones te han convertido en un mito con  todo merecimiento.

Y sí, claro que sí, me has acompañado mucho, sino de qué estaría haciendo todo esto. Sin ninguna duda, mi Bowie es Ziggy Stardust arrastrando la guitarra como una pesada condena aunque Scary Monsters, Hunky Dory y Aladdin Sane tambien suenan en mi subconsciente. Después la genial pirueta que diste a mediados de los 90 para regalarnos Outside, Heathen, Hours y -especialmente- el genial Earthling. Pero qué listo qué has estado siempre y qué ojo tenías (no sé cual de los dos, el bueno o el mejor).

Space Oddity es de las canciones que más veces he escuchado  y más intensamente me han emocionado, te lo reconozco abiertamente. Velvet Goldmine sigue haciéndome cosquillas en el estómago. El piano inicial de Life on Mars continúa tan maravilloso como la primera vez. Cada vez que escucho Absolute Beginners (maravilloso libro, por cierto) te veo reinando en la película, llenándolo todo y sonrío, no lo puedo evitar. Y sí, Rock’n’Roll Suicide es una canción para sonar en mi funeral, hace mucho tiempo que lo tengo claro.

Muchas gracias David, solo te pido que Mayor Tom siga vagando por el espacio y que Ziggy Stardust se vuelva con sus arañas al Planeta Rojo, lugar tan lleno de emoción en mi pensamiento, que gracias a él y al amigo Ray Bradbury dieron nombre a este espacio, solo que tuve que cambiarlo porque sabía que no estaría a su altura. 

Los que queremos la música nos hemos quedado un poco más huérfanos, pásate alguna vez por este planeta. Te aseguro que nosotros vendremos a verte al tuyo.

ZIGGY STARDUST

SPACE ODDITY

ABSOLUTE BEGINNERS

ROCK'N'ROLL SUICIDE

VELVET GOLDMINE

HELLO SPACEBOY

SUFFRAGETTE CITY 

7 YEARS IN TIBET

STARMAN

FIVE YEARS

ASHES TO ASHES

MOONAGE DAYDREAM

WHERE ARE WE NOW

LAZARUS

I podríem seguir...

Gràcies David Robert Jones

 The Stars Look Very Different Today 

2 comentarios:

  1. Ya séq ue ahora parece que a todo el mundo le gustaba Bowie... pero es que a todo el mundo le gustaba Bowie, al menos un par de canciones. Vaya manera de comenzar el año...
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Las redes sociales sirven como escaparate a un cierto exhibicionismo obituario pero realmente Bowie era un icono, un mito en vida. Ya sea por la gran cantidad de canciones que formaban parte del imaginario colectivo, por su faceta como actor, por su magnetismo como personaje, como tu dices, Bowie gustaba y/o fascinaba a todo el mundo.

    Besos.

    ResponderEliminar