martes, 2 de agosto de 2016

LINDA GUILALA- PSICONÁUTICA. Una Crítica.

Linda Guilala no es, precisamente, un grupo recién llegado. Sus miembros, Eva e Iván, formaron parte de los extintos Juniper Moon y su primer disco como Linda Guilala, Bucles Infinitos, se remonta al ya lejano 2009. Desde entonces, han publicado unos cuantos singles y EP’s aunque no ha sido hasta el espléndido EP Xeristar (2014) en que afianzan su sonido. Siguiendo la senda marcada por éste, hace un par de meses presentaron su nuevo trabajo, Psiconáutica.


Lo primero que llama la atención del disco es el extenso número de canciones, 20. Aunque hay que decir que la mitad de ellas no son tales, sino más bien esbozos, interludios, experimentaciones -ora ruidosas ora delicadas- que en varios casos no llegan al minuto de duración.


Los 10 temas restantes, incluyendo el postrero instrumental Uroboros, son un persistente combate entre el corazón pop de las canciones y las capas de sonido, feedback y distorsión que pretenden sepultarlo sin conseguirlo (como un pequeño y dulce Psycho Candy). Canciones que empiezan con aires dream pop y acaban desparramándose en un voluptuoso baño de shoegaze y sonidos abrasivos a las que se suman, en ocasiones, unas repetitivas bases electrónicas dotándolas por momentos de un cierto aire psicodélico.


Ecos planetarios en Monstruo y la acelerada y primer single Cosas Nuevas, aromas a los jesusandmarychain más broncas en Fobia Social I, bizarradas triangulares en Accidente o Fobia Social II (seguro que es Eva y no Isa quien canta?). Las maravillosas Abstinencia y Ansiedad como mejor ejemplo de canciones dream pop que desembocan en un intento noise pop de alto octanaje. A pesar de los nombres mencionados y otros que podríamos mencionar como My Bloody Valentine, los añorados Nadadora o los ponzoñosos Blonde Redhead de sus primeros discos, el gran mérito de Linda Guilala es conseguir canalizar todas sus gustos e influencias en un poderoso sonido de marcada personalidad propia. 


Las letras, parcialmente indescifrables tras las capas de sonido, inciden en temas como la individualidad y el aislamiento, el miedo y desconcierto ante la sociedad que nos rodea, la amenaza de la depresión y la ansiedad siempre presente siempre latente. Los títulos de las canciones dan buenas pistas sobre su contenido.


Psiconáutica es el reflejo de muchos años de trabajo, de constantes piruetas, pruebas y experimentaciones hasta conseguir dar con la tecla precisa, el arreglo perfecto, el sonido buscado. La única crítica que se le puede hacer al disco radica en que ante la calidad de sus canciones prefiramos un par de temas completos más en detrimento de 3-4 temas experimentales. Pero como Linda Guilala siempre han hecho lo que les ha  dado la gana, bienvenido sea Psiconáutica, un manjar para paladares entrenados. 

COSAS NUEVAS


ABSTINENCIA

FOBIA SOCIAL I

PSICONÁUTICA EN SPOTI


No hay comentarios:

Publicar un comentario