miércoles, 5 de abril de 2017

VIVA SUECIA- OTROS PRINCIPIOS FUNDAMENTALES. Una crítica.




Quien conocía a Viva Suecia por sus trabajos anteriores, su homónimo EP de debut y el LP La Fuerza Mayor, esperaban expectantes la publicación del nuevo disco. En ellos, destacaba el magnífico trabajo de las guitarras y, lo más importante, contaba con buenas canciones. A pesar de ello, el conjunto final se resentía de una producción demasiado deudora de sus ídolos y paisanos Neuman, que aplacaba en demasía su sonido, siendo los mejores temas los que rompían este encorsetamiento; los ya himnos Bien por ti y Los años.

Para el nuevo trabajo, Otros Principios Fundamentales, y posiblemente para escapar de la sombra del disco anterior han contado con el reputadísimo Carlos Hernández Monbiela a los mandos. Éste ha producido últimamente a grupos como Disco las Palmeras, El Lado Oscuro de la Broca y, especialmente, el maravilloso Salve Discordia de Triángulo de Amor Bizarro, dotándoles de un sonido tan agresivo como compacto.

Y el cambio se nota positivamente. Viva Suecia sigue siendo un grupo de guitarras pero entre la mayor madurez como músicos de sus integrantes y la acertada mano del productor, al incidir en el aumento del volumen y otorgando mayor protagonismo a bajo y batería, han logrado un sonido más denso y consistente, con un mayor andamiaje en las canciones que les permite aumentar la velocidad de ejecución escudados en una trenzada y muy rítmica base sonora, sobre la que descargan sin piedad agresivos riffs de guitarra, aderezados con la dosis justa de distorsión, allanando el camino para romper en  explosivos estribillos.


Además de una mejora general en su sonido, lo realmente destacable de Otros Principios Fundamentales es que hay grandes temas, y estos no son escasos sino todo lo contrario. Desde los hits evidentes que han lanzado como adelantos: la apabullante Hemos Ganado Tiempo con ecos triangulobizarrianos y la preciosa A Dónde Ir, pasando por temas que se descubren con las escuchas como la frenética El Nudo y la Esperanza de amarga y, como es habitual en ellos, críptica letra. ¿Nos ponemos con esto? con unas magníficas guitarras para una canción de base pop. Nunca estamos solos y Vamos a hacer… dos canciones que empiezan calmadas y no dejan de crecer y crecer hasta que se desparraman en unos instrumentales vigorosos. Inteligentes que son, acaban con el crescendo de …que Esto Funcione logrando que el oyente se entregue sin concesiones a su música y tenga ganas de girar el disco y volver a escucharlo de nuevo. Así, una y otra vez.


A pesar de sus abundantes virtudes, cabe decir que hay un par de temas que lastran ligeramente el conjunto general. Tanto la retorcida y planetaria La Estrella de David, por excesiva, como Lo Último que se Pierda, mal colocada rompiendo el ritmo en plena concatenación de canciones vitaminadas, rompe el ritmo. Al pop-rock de tintes épicos practicado por Viva Suecia le sientan mucho mejor los temas acelerados y contundentes que las letanías. 


Gracias a Otros Principios Fundamentales, Viva Suecia no dan un paso, dan un triple salto adelante colocándose en primera línea del indie patrio y, sobretodo, dejando atrás al contingente de bandas insulsas y vacuas que abundan en el espectro del indie español. Su sólido pop-rock de guitarras poderosas pueden recordar a bandas como los referenciales Triángulos de Amor Bizarro, los Neuman más intensos, los Niños Mutantes tanto insomnes como primerizos –los más interesantes, sin ninguna duda- e incluso a otros como A Place to Bury Strangers, The Hellacopters o, por momentos, a los The Killers más efervescentes. Si alguien tiene alguna duda sobre la posición que ocuparán, que cuenten los festivales en que tocarán este verano.


Felicidades a Viva Suecia, tenían muy claro a dónde ir y lo han conseguido. 
 A DONDE IR

 HEMOS GANADO TIEMPO

EL NUDO Y LA ESPERANZA

Otros Principios Fundamentales en Spoti




No hay comentarios:

Publicar un comentario