miércoles, 1 de mayo de 2013

Pull My Strings- Dora Bay. Una crítica.





El problema de vivir en una ciudad en que hay exactamente 0 tiendas de discos es que a veces es laborioso poder adquirir un determinado CD. No voy a explicar mi pequeña odisea, pero al fin tengo en mis manos disco de Pull my Strings, Dora Bay y tengo muchas ganas de escucharlo.

Empieza el disco con Shake Shake, sonando una guitarra con poso inconfundible a The Strokes (pero a cuando los Strokes hacían buenas canciones) y entra la voz y la instrumentación dando cuerpo a la canción y cuando me doy cuenta estoy moviendo las piernas de manera involuntaria al rimo del estribillo de la canción. Sigue con Floating Issues, apostando por un power pop enriquecido con unos teclados que llenan todos los huecos. En Monday (7 A.M.) las guitarras cargan  con todo el protagonismo secundando la buena voz del cantante. Llevamos 3 temas y estoy sorprendido, las canciones han pasado muy rápidamente y la impresión es muy, muy grata.

Y a continuación la auténtica joya del disco, Sea of Waves, tema que empieza en tono bajo solamente con la voz del cantante y una guitarra dando acompañamiento hasta que en unos segundos suena un teclado fantástico que llena la canción de color y una batería muy rítmica que convierte todo el tema en una perfecta canción pop dibujando una sonrisa en tu cara de manera automática. Un tema soberbio.

Continua con Hit the Brushes y Crow’s Nest, canciones en que bajo y batería toman un mayor protagonismo. La siguiente, She Dances Online, me trae rápidamente a la cabeza a Franz Ferdinand, con esos cambios de ritmo provocando montañas rusas durante todo el tema.

Aceleran el ritmo con We Are All We Have, canción adrenalítica ideal para subir los ánimos. La siguiente es That’s the Only Thing que creo puede ser el siguiente single, otra buena canción con una buena base melódica secundada por unas juguetonas guitarras y con un pegadizo estribillo.

Los 2 últimos temas son You’re not Allowed to Destroy my Empire en que el protagonismo se la lleva una omnipresente batería llevando el ritmo de la canción al estilo de los Arctic Monkeys y Another Grey Cloud, en la que son los teclados los que destacan sobre el resto.

Y se ha acabado el disco, y tenemos ganas de volver a escucharlo y es un disco alegre, luminoso y divertido y se nos ha hecho corto a pesar de que las canciones no lo sean. Pop-Rock de guitarras con tendencia al Power-Pop que provoca que el oyente siga el ritmo de las canciones de manera irremediable. La primera mitad del disco muy pop y la segunda un poco más densa con la instrumentación más cargada, herencia de un pasado más hardcore del grupo. Por buscarle algún pero puede que haya una cierta homogeneidad en algunos temas pero, en este caso, me parece un problema menor. Contrasta la alegría que desprenden las canciones con el trasfondo menos agradable de sus letras.

Para tener una idea clara del sonido del grupo los nombres que he citado: Arctic Monkeys, Franz Ferdinand, The Strokes e incluso Mäximo Park pero teniendo un elemento de diferenciación que les hace sobresalir del pelotón de bandas que siguen el camino abierto por estas bandas.

Y vuelvo a destacar Sea of Waves, una auténtica maravilla de canción destinada a ser muy radiada y vitoreada en los conciertos de la banda.

El tono melódico de la voz del cantante es muy adecuado, las guitarras omnipresentes dan mucha personalidad al grupo, la sección rítmica es muy efectiva y todo punteado por unos acertadísimos teclados dando matices al sonido del grupo. Destaco también la enorme producción del disco a cargo de Xavi Roma, consiguiendo un muy buen sonido que llega a sorprender en la primera escucha.

Fantástico Dora Bay, disco debut de Pull my Strings


Spotify 

2 comentarios:

  1. Aquí queda una solamente, Ariel.
    Y es cierto que es complicado conseguir cd pero me sigue pareciendo que merece la pena.
    Me descubres un grupo, voy a investigar
    Besos

    ResponderEliminar