domingo, 22 de septiembre de 2019

Marta Knight i Adriana Proenza al Cafè del Teatre de Lleida 19/09/2019


Fa poc van confirmar que es faria a Lleida el tercer cicle de concerts dins Escena! Movistar. Excel.lent notícia per una ciutat amb una escena tan precària. 
Aquest cop s'iniciava amb el doble bolo de Marta Knight i Adriana Proenza. Hi vaig estar i us enllaço les quatre ratlles que vaig escriure i que s'han publicat a IpopFm (i d'on he tret les fotos que adjunto).



miércoles, 11 de septiembre de 2019

JOHN CONNOLLY - CUERVOS. Una crítica


En alguna entrada anterior ya comenté que John Connolly acostumbra a ser mi fiel acompañante en los viajes en tren. El último de ellos, de casi cinco horas, no iba a ser la excepción a la regla, así que Cuervos (el volumen #10 de la serie Charlie Parker) fue el título que me acompañó.

En el pueblecito de Pastor’s Bay, voluntariamente olvidado dentro de una angosta península de Maine, ha desaparecido una niña de catorce años. La abogada Aimee Price ofrece un caso a Charlie Parker, pero no es la búsqueda de la niña sino la investigación de unas fotos que recibe por correo otro habitante del lugar; Randall Haight. Fotos que quieren relacionarle con la desaparición de la niña. Fotos que le angustian porque Randall Haight tiene un secreto que ha logrado preservar y si se revela, hundirá su reputación y su vida; en su juventud, asesinó a una niña. 

La investigación de Parker no avanza por el hermetismo de su cliente y la escasa simpatía que despierta su visita en una comunidad tan cerrada. El detective intuye que algo mucho más grande se esconde en el lugar cuando reconoce a un agente del FBI especializado en la Mafia y sus conexiones. ¿Todo es una mayúscula casualidad o Haight miente? ¿Qué relación puede tener la Mafia con Pastor’s Bay y la desaparición de una niña? Parker quiere llegar al fondo de la cuestión y encontrar a la chica, aunque no sea su caso. 

En Cuervos encontramos las constantes en las novelas de la serie Parker: poderosa fluidez narrativa que exuda tensión y violencia explícita; subtramas independientes que acaban convergiendo en el hilo principal con precisión de automatismo; descripciones precisas y escrutadoras que esconden un subsuelo ponzoñoso; personajes poderosos, delineados perfectamente y muy atractivos para el lector; y la eterna lucha entre la luminosidad del Bien y la absoluta oscuridad del Mal que acecha tras cualquier esquina.

Entre los diferentes temas que John Connolly refleja en las páginas de Cuervos destaca la lacra de los abusos a niños y adolescentes, plasmados en el secuestro de la chica, así como que los pedófilos pueden ser personas de apariencia perfectamente normal, que esconden su execrable perversión revelándose solo en escenarios propicios para su superioridad física. También refleja en el personaje de Randall Haight la dificultad de iniciar una nueva vida bajo una identidad ficticia. En otra de las subtramas trata los complicados equilibrios de poder entre las bandas mafiosas (y por extensión, de cualquier banda criminal en lucha con sus rivales) y la dura caída de los derrotados. 

Cuervos, como es habitual, proporciona una lectura muy gratificante. Posee un gran ritmo y consume con avidez sus 380 páginas logrando mantener un gran interés por la dificultad de la investigación. Puede que no sea su novela más sorprendente pero mantiene el altísimo nivel de la serie de Charlie Parker sin acusar desgaste, a pesar de ser ya el décimo volumen. A estas alturas, solo cabe decir que sigue siendo un placer abrir las páginas de un nuevo libro de John Connolly y sumergirse en su turbios vericuetos.


OTRAS RESEÑAS DEL AUTOR:

John Connolly en la Wikipedia
Recomendación: 
La serie Charlie Parker y empezar por el primer título de la misma: Todo lo que muere. 
El nuevo disco de Medalla, intensidad sónica desde Cerdanyola del Vallès.
Mientras escribía esta reseña he escuchado el oscuro post-punk de Lebanon Hanover en su disco Besides the Abyss, el magnífico y reciente Medalla del grupo de mismo título y el fantástico Sentido del Espectáculo del, posiblemente, mejor grupo de punk español actual; Biznaga.

jueves, 29 de agosto de 2019

SHE WANTS REVENGE - TEAR YOU APART

Vienes hacia mí, pausada y sinuosa. Te veo y me cuesta respirar, que no se note la opresión en mi pecho. La luz se desvanece imperceptiblemente. Tu pelo, tus piernas, el brillo de tus ojos. Eres todo. Llegas a mí. Dos besos en que el tiempo se detiene mientras te huelo subrepticiamente, cartografiando tu aroma. Prolongo, prolongamos el contacto, piel contra piel, sin querer separarnos. Andamos, flotando, cualquier excusa es buena para acercarnos y tocarnos. Somos niños en Navidad. La rotación de la tierra te acerca a mí y no voy a desaprovechar la oportunidad. Te ríes, me río. Nos miramos, mejor todavía, nos poseemos con miradas expectantes y en mi cerebro el bajo martillea sin parar:    I wanna fucking tear you apart.



Got a big plan, his mind's set, maybe it's right
At the right place and right time, maybe tonight
In a whisper or handshake sending a sign
Wanna make out and kiss hard, wait never mind

Late night, in passing, mention it flip to her
Best friend, it's no thing, maybe it slipped
but the slip turns to terror and a crush to like
when she walked in he froze up, leave it to fright

It's cute in a way, till you cannot speak
And you leave to have a cigarette, knees get weak
escape was just a nod and a casual wave
Obsess about it, heavy for the next two days

It's only just a crush, it'll go away
It's just like all the others it'll go away
Or maybe this is danger and you just don't know
You pray it all away but it continues to grow

I want to hold you close
Skin pressed against me tight
Lie still, and close your eyes girl
So lovely, it feels so right

I want to hold you close
Soft breath, beating heart
As I whisper in your ear
I want to fucking tear you apart

Then he walked up and told her, thinking maybe it'd pass
And they talked and looked away a lot, doing the dance
Her hand brushed up against his, she left it there
Told him how she felt and then they locked in a stare

They took a step back, thought about it, what should they do
Cause theres always repercussions when you're dating in school
But their lips met, and reservations started to pass
Whether this was just an evening or a thing that would last

Either way he wanted her and this was bad
Wanted to do things to her it was making him crazy
Now a little crush turned into a like
And now he wants to grab her by the hair and tell her

I want to hold you close
Skin pressed against me tight
Lie still, and close your eyes girl
So lovely, it feels so right

I want to hold you close
Soft breath, beating heart
As I whisper in your ear
I wanna fucking tear you apart


miércoles, 21 de agosto de 2019

CHUCK PALAHNIUK- PIGMEO. Una crítica


Verano, tiempo de desplazarse, de ir a la playa o a la piscina. El libro, imprescindible, no puede ser un tocho por lo que es una buena oportunidad para recurrir a los libros de bolsillo por su poco espacio. Con esta premisa, para las vacaciones me decidí por uno de mis trangresores favoritos, Chuck Palahniuk, y su Pigmeo en edición de Debolsillo.

Como parte de un programa de intercambio de estudiantes, un grupo de terroristas adolescentes procedentes de un país comunista asiático (no se cita pero planea la sombra de Corea del Norte) llegan a USA. Entre ellos, el protagonista, el agente 67 -rebautizado Pigmeo por sus huéspedes- que a pesar de su frágil aspecto ha seguido un duro entrenamiento dominando varias artes marciales así como es poseedor de elevados conocimientos en química.

La finalidad de los jóvenes terroristas es, por un lado, inseminar al máximo de nativas estadounidenses para extender la semilla de la revolución y, por otro, llevar a cabo la Operación Estrago, un atentado en el que utilizarán una toxina mortífera para causar el máximo daño posible. 

La misión se complicará ante las tentaciones de la sociedad capitalista occidental y, especialmente, ante el descontrol de sus hormonas al estar en contacto con jóvenes rebosantes de sexualidad. Será suficiente su férreo entrenamiento y su sólido discurso ideológico para poder continuar con el plan marcado o bien sucumbirá placenteramente en el intento?.

Como es costumbre en el escritor estadounidense el planteamiento es ciertamente original. Utiliza los asombrados ojos de un recién llegado de una cultura totalmente distinta (prácticamente de otro planeta) para diseccionar, tan hábil como grotescamente, aspectos de la sociedad norteamericana y por ende occidental. Desde la religión y el bullyng escolar pasando por los centros comerciales, la insatisfacción de la clase media o los tiroteos en las escuelas, destacando a tenor con la edad del protagonista, la constante presencia del sexo en nuestra sociedad. Para acentuar el choque conceptual, Pigmeo se refugia en citas de sus referentes; sujetos como Hitler, Mussolini, Stalin o Trotski. 

El libro se estructura en 36 comunicados (con una media de 6-7 páginas) del protagonista a su central en los que cuenta los avances de su misión, excepto en algunos de ellos que narra aspectos de su educación y entrenamiento en su país. Es decir, Pigmeo es siempre el narrador y, por una parte, provoca hilaridad en su percepción del choque de culturas pero por otra, se expresa con voz pasiva y al no dominar el idioma, inventa conceptos sustitutivos de algunas palabras (p.ej: máquina de pensar por cerebro). Ante ello se ha de resaltar la enorme labor del traductor, Javier Calvo, y el dolor de cabeza que le habrá supuesto la búsqueda de los sustitutivos. Este estilo narrativo provoca, en algunos momentos, una cierta sensación de aridez en la lectura. Creo que Chuck Palahniuk es consciente de este riesgo y limita la duración de la novela a 260 páginas, ya que alargarla más hubiese sido malograrla. 

Chuck Palahniuk es un escritor que sorprende por sus originales y cáusticos argumentos, aunque Pigmeo quedará como una obra menor dentro de su bibliografía. Una lectura ideal para el verano, que se coge y se deja con facilidad por su tenue hilo argumental. Cuenta con momentos divertidos aunque acusa cierta falta de la corrosividad típica de su autor. De todos modos, cumple perfectamente con su cometido como lectura ligera. 


Recomendación: 
Chuck Palahniuk, siempre con su estela sorprendente y provocadora.
Durante la redacción de esta reseña escuché el grower El Resto del Mundo de Apartamentos Acapulco con su delicado shoegaze-pop, el espectacular Dance on Walls de Ghostland así como el fenomenal Vietnam de los post-punker neozelandeses del mismo nombre. Un tesoro la reedición de este último disco editada por BFE.

viernes, 16 de agosto de 2019

ALAN HOLLINGHURST - EL CASO SPARSHOLT

En la pasada Diada de Sant Jordi me regalaron El Caso Sparsholt de Alan Hollinghurst, libro que había ojeado con anterioridad y del que recordaba la imposibilidad de deletrear correctamente el apellido del escritor, así como el hecho de estar editado dentro de Panorama de Narrativas de Anagrama, siempre con títulos de buena literatura británica.

El libro se divide en cinco relatos. El primero de ellos se sitúa en 1940, durante el Blitz. A un college de Oxford llegan de manera provisional alumnos de otras facultades huyendo de los bombardeos. Uno de ellos, David Sparsholt, crea mucha expectación por su juventud, figura atlética y determinación, logrando introducirse en los círculos más bohemios e intelectuales del collegue, formado por jóvenes aspirantes a literatos y pintores.

El citado David Sparsholt es la figura vertebradora de los relatos, situándose en periodos temporales diferentes separados por unos, aproximadamente, quince-veinte años entre cada uno. En alguno de ellos el protagonista es el mismo Sparsholt, en otros el círculo de amistades que conoció en Oxford y sus progresos en las artes, en los últimos la presencia de su hijo -inicialmente aspirante a pintor- es la predominante, pero siempre con la magnética referencia de su padre presente en segundo plano.

Tras esta estructura dividida en diferentes relatos lo que realmente quiere mostrar el autor es la evolución de la homosexualidad en este período, ya que la mayoría de los personajes de El Caso Sparsholt son abiertamente homosexuales, y como la sociedad la acepta o la rechaza.

Y precisamente aquí, en lo que tendría que ser su principal atractivo, es donde la novela se desmorona claramente. El ambiente en el que se mueven los personajes es totalmente elitista: jóvenes de buena familia, bohemios, artistas consagrados. En lugar de sacar el bisturí y diseccionar la sociedad británica, el libro se limita a explicar como una serie de niños bien snobs culturetas se dedican a vivir su sexualidad sin salir de su burbuja. El único momento de cierta repercusión social, de ruptura del confort grupal, se da con el escándalo que titula la obra, pero tampoco se entra en demasiado detalle, quedando tan solo como una bruma lejana.

Mi impresión es que Hollinghurst desperdicia la oportunidad de analizar la evolución de la homosexualidad en la sociedad británica en los últimos setenta años (que es el período que recorren los relatos) y el cambio de percepción que se tiene sobre ella. Del estigma y la ocultación de los años cuarenta a la relativa normalidad (como tendría que ser) actual. En el único cambio en que se recrea el escritor, es en las formas de ligar en las discotecas gay, para lo que ocupa páginas y más páginas que aportan bien poco. Los personajes tienen poca hondura, se limitan a deambular por las historias sin incidir en las motivaciones de sus comportamientos y cayendo en muchos estereotipos.

A esta cierta sensación de falta de atrevimiento en su planteamiento le podemos sumar una narración más centrada en la anécdota y en la pulsión sexual de los personajes que en llevar la historia hacia algún sitio. Ante esto, El caso Sparholt, de Alan Hollinghurst, acaba convirtiéndose en poco más que un culebrón entre mullidas moquetas, obras de arte y sexo intempestivo.

En la contraportada se califica a la novela de ambiciosa, desde aquí pensamos que es absolutamente todo lo contrario. No perdáis el tiempo con ella.


Recomendación: 
Seguir buscando tesoros en Panorama de Narrativas, aunque de los últimos leídos solo salvo Serotonina. El próximo a asegurar con Irvine Welsh. 
Durante la redacción de esta reseña escuché el preciosista post-punk de los italianos Secret Sight y su disco Shared Loneliness, la oscuridad a golpe de bombo de Night Haze y su Love is Chaos y el atractivo Spectacle 1 de Push Buttom Press, todo ello muy post-punk.

miércoles, 31 de julio de 2019

LOL TOLHURST - CURED (The Tale of Two Imaginary Boys). Una crítica

Una de mis aficiones preferidas cuando voy a otras ciudades consiste en aventurarme en librerías desconocidas e indagar sobre cómo colocan los libros, cuáles destacan, si poseen un catálogo extenso, etc. En una mañana de sábado paseando horas muertas por el barrio de Gracia, mis pies me dirigen -así inintencionadamente- hasta Taifa Llibres en la calle Verdi. Ya había estado en otras ocasiones, pero siempre es un placer repetir. Ojeando entre sus repletos estantes descubrí un ejemplar al que le tenía ganas desde que se publicó: Cured, the tale of two imaginary boys.

Cured es la biografía de Lol Tolhurst, que fue primero batería y, posteriormente, teclista de The Cure, desde sus inicios en el insituto hasta 1989 con el disco Disintegration. Todo un tesoro para los seguidores de la banda, entre los que claramente me incluyo, al relatar pormenorizadamente los primeros años de la banda.

Tolhurst conoció a Robert Smith en la ciudad de Crawley, ciudad a 30 kilómetros de Londres, a la tempranísima edad de 5 años y desde entonces fueron inseparables. Posteriormente se hicieron amigos de Michael Dempsey (tercera pata de los Three Imaginary Boys, fundadores de la banda) así como a futuros miembros de ella como Porl Thompson y Simon Gallup, todos ellos vecinos de Crawley o alrededores. En su adolescencia decidieron formar un grupo que tomó el nombre, sucesivamente, de Malice y Easy Cure hasta mutar en el definitivo The Cure

En diez años, de 1979 a 1989, pasaron de ser un grupo de amigos a ser una banda de repercusión mundial. En este tiempo publicaron los siguientes álbums: Three Imaginary Boys, Seventeen Seconds, Faith, Pornography, los singles que luego darían lugar a Japanese Whispers, The Top, The Head on the Door, Kiss me Kiss me Kiss me y Disintegration. La friolera de 8 discos, algunos de ellos considerados obras maestras y piedras angulares del sonido post-punk nacido a finales de los setenta y los primeros años de los ochenta. Cured narra la evolución de tocar en institutos y locales pequeños a hacerlo en grandes estadios y realizar giras mundiales.

También incide en la creciente y permanente adicción al alcohol de Tolhurst (curiosamente se profundiza escasamente en otras drogas) que, finalmente, provocó su expulsión del grupo durante las sesiones de grabación de Disintegration. Su reacción despechada consistió en demandar a Robert Smith por los derechos sobre el nombre The Cure iniciando un degradante y costoso proceso legal que duró 4 años y solo benefició a los abogados.

Desde la sentencia del juicio hasta el final del libro, relata su nueva vida fuera del grupo y como, poco a poco, consigue reconciliarse con Robert Smith y recuperar su amistad. Tolhurst utiliza el libro como redención, ya que acepta y reconoce que el culpable de sus problemas fue exclusivamente él mismo y sus adicciones, indultando a sus excompañeros y hablando con cariño y respeto del líder de la banda.

Cured es un libro indispensable para los seguidores de la banda inglesa. Cuenta con jugosas anécdotas y explica claves de la historia del grupo logrando introducir al lector en su microcosmos. También ayuda a tomar perspectiva sobre su talento y capacidad de trabajo en esos magníficos diez primeros años (solo hace falta comparar cuantos discos sacan actualmente los grupos y su calidad) y resalta la fidelidad de Robert Smith hacia sus amigos. Para los no seguidores de la banda, seguramente no será tan especial aunque creo que para un profano también puede ser muy interesante seguir el desarrollo experimentado y además, narrado con un estilo ágil y cercano. 


Recomendación: 
Evidentemente, The Cure. Sé que soy obvio, pero en este caso es más que merecido.

No voy a ganar ningún premio a la originalidad al haber vuelto a disfrutar de la trilogía Seventeen Seconds, Faith y Pornography.

jueves, 18 de julio de 2019

ANDREA CAMILLERI. Moltes gràcies Mestre


Mestre, ahir ens va deixar. No per esperada de fa dies, anys gairebé, la notícia deixa de colpir.

Amb la seva obra, ens va ensenyar una Sicília tan abrupta i desesperançada com atractiva i amable. En els seus llibres històrics, petits flashos d’un passat remot per nosaltres, ens feia paisans seus sense deixar-nos de la ma mentre ens provocava un somriure. També ens va fer un gran regal i se’l va fer a vostè mateix també, ja que li va atorgar una notorietat gairebé mundial; la sèrie del comissari Montalbano. El nostre estimat Salvo Montalbano.

En Salvo no era l’Andrea; clar que no, però tenim clar que tenia molts trets seus. El gust per la cuina sempre ha dit que homenatjava a Manuel Vázquez Montalbán però el caràcter obstinat i tossut, la determinació i l’afany de justícia d’en Salvo, surten d’algun lloc ben endins seu. Com a persona intel.ligent, va reflexar en el comissari que el món s’ha de canviar des de dins (però no com l’exemple que tenim a tot just 150 quilòmetres d’aquí, que només han arribat per pegar el seu cul a la cadira i viure del xollo, els molt caradures) i que una mica de mala bava ben dirigida no té per que ser perjudicial i a més, què dimonis, hi ha elements que es mereixen algun toc de tant en tant. Coincidim amb la difícil relació amb l’autoritat exercida per mediocres i en que les càrregues de profunditat més eficients no tenen perquè ser les més evidents.

Ens deixa una galeria de secundaris memorables; el maldestre benintencionat Catarella, el quadriculat i eficaç Fazio (sempre un al meu equip), el triomfador Mimi Augello, la Lívia -a mi és que no em queia massa bé-, la fidel Íngrid i les temptacions, tan aleatòries com volubles i que tants maldecaps li provocaven a l’amic Salvo.

Punyetero, va aconseguir que ens els estiméssim, fins i tot al més desesperant de tots, al primer dels citats. Fins al punt, de que cada cop que em passen una trucada i no entenc el nom, penso en ell.

M’acomiado ja, només dir-li que ha deixat a la seva estimada Sicília una mica més orfe i, per a què enganyar-nos, a tots nosaltres també.
Menys mal, que ens queda el seu vast llegat per seguir gaudint del seu particular estil.

Moltes gràcies Mestre, que tingui bon viatge.



Ressenyes al blog:

- LA DANZA DE LA GAVIOTA/ LA DANSA DE LA GAVINA 

- LA BANDA DE LOS SACCO 

martes, 25 de junio de 2019

PALAIS IDEAL - CONTEXT COLLAPSE

Fue en una de esas noches polvorientas y metálicas, incapaces de sedimentar recuerdos, cuando lo vislumbré con claridad; El mapa no es el territorio. El francés tenia razón.
Desde el rincón, ya no busco tu imagen tras las siluetas espasmódicas de los danzantes. In the caves all cats are grey. Lo que hoy puede ser ocurrente y gracioso mañana mutará a pueril y ridículo. Gracias por la información. El ritmo frenético de Context Collapse es un formidable tsunami devastador.



Step beyond the boundary.
The map becomes the territory.
Each detail incorporated
in realistic models.

Forever avoiding a moment of disconnection.
Improving, engineering a more transparent you.

Thank you for your information.
We’ll let you know just what you’ve chosen.
Your vote has been evaluated.
Your ignorance compensated.

Forever avoiding a moment of disconnection.
Improving, engineering a more transparent you.

It's a context collapse.
It's a context collapse.
Context collapse.

Forever avoiding a moment of disconnection.
Improving, engineering a more transparent you.

It's a context collapse.
Context collapse.