sábado, 20 de febrero de 2016

Hazte Lapón- No son tu Marido. Una crítica.



Conocimos a Hazte Lapón con la publicación de su primer disco Bromas Privadas en lugares Públicos (2013), un disco irregular aunque nada desdeñable que contaba con varias canciones muy destacables. El año siguiente publicaron el EP El Traje del Emperador con temas enormes como Solo Dios Dirá y, especialmente, Copla de Amor del Perro de Pavlov. Este EP fue un paso adelante tan grande a nivel de calidad y producción que se esperaba con mucha expectación la publicación del nuevo disco de los “lapones”, titulado No son tu Marido, y que finalmente se lanzó en octubre del año pasado.  



El título del mismo está tomado de un relato de Raymond Carver y no deja de ser coherente con lo que nos ofrece el grupo, pequeños relatos salpicados de normalidad en forma de canciones. Lo primero que llama la atención es la preciosa portada realizada por el propio Lolo Lapón.



No son tu Marido se inicia con una terna irresistible: el primer single Hushpuppy, la muy efectiva y pegadiza Odiar (cuyo éxito habrá sorprendido incluso al grupo gracias a su ritmo contagioso y su vitriólica letra) y la acelerada y divertida Procrastinar. Tres temas que son un directo a la mandíbula y que generan adhesiones inmediatas. A continuación la oscura El Rey de la Lluvia y la sorprendente Mudanzas, dedicada a una de las mayores pesadillas domésticas -junto con la realización de obras- que puedan existir. La primera cara del disco finaliza con la oda al amor fou que es Amor Bomba con su crescendo guitarrero que acaba llenando todo el espacio.



La segunda cara del LP reduce la velocidad y relaja el ritmo, adquiriendo un tono más intimista y confesional, como en la nana Durmiendo con el enemigo, Bartleby Enamorado y la critica El Cielo Protestó. La exagerada y ácida Tanatorios es la excepción al tono pausado del conjunto y nos guardamos para el final dos tesoros que ganan con las escuchas: la declaración de amor incondicional que es Cómo funciona un corazón y, especialmente, la deliciosa fábula sobre la vida en pareja y sus imperfecciones varias que es Arte y Ensayo.



No son tu marido es un disco de pop variado y poliédrico. Un pop ambicioso que abarca un amplio espectro que va del pop de cámara de reminiscencias Divine Comedy hasta alternar con los Pixies más desquiciados, pasando por los envolventes Magnetic Fields y picoteando en unos Manos de Topo sin misoginia. Tampoco se olvidan de fijarse en los Violent Femmes más rítmicos y acelerados añadiendo gotas de unos cercanos y costumbristas Franco Battiato, Vainica Doble e incluso reflejándose en los Klaus & Kinski más folk.



A pesar de su enganche inmediato producto de sus primeras canciones, es un disco que no solo aguanta bien la repetición sino que gana con la insistencia. La producción de  David Acero y el mismo grupo es muy acertada, encajando todo en su sitio sin estridencias. Las sucesivas escuchas permiten descubrir tesoros en forma de arreglos siempre perfectamente diseñados, así como guiños en sus letras que podrían pasar desapercibidas a la primera. Respecto a sus letras, uno de los aspectos más llamativos y comentados del disco, destacar que su gran mérito estriba en ensamblar fácilmente unos textos de variadas interpretaciones, dándoles una apariencia de construcción ligera siendo todo lo contrario, letras con una cierta carga ácida e irónica disfrazadas de inofensivos hechos cotidianos.



Grandísimo disco hecho por unos músicos en estado de gracia que han conseguido un disco atemporal, destinado a perdurar y que se convertirá en referencia durante los próximos años. Su variedad y calidad provoca que esté por encima de las modas, consiguiendo filtrar sus reconocibles influencias en un sonido propio y distintivo que, de momento, ya ha provocado que Hazte Lapón dé un paso de gigante, convirtiéndose en la última sensación del indie pop español, con una repercusión mucho mayor y una gran cantidad de nuevos acólitos. Si a alguien le queda alguna duda, Hazte Lapón de una vez.

HUSHPUPPY

ODIAR

TANATORIOS

NO SON TU MARIDO EN SPOTI


2 comentarios:

  1. Así en una escucha rápida del disco me gusta bastante 'Bartleby enamorado'.

    Sabía que me sonaba el título 'No son tu marido'.

    ResponderEliminar
  2. Dale alguna escucha más e irás descubriendo canciones y matices, ya me dirás.

    He de confesar que demasiado fan de Carver no soy, aunque lo diré en voz baja no vaya a ser que me lapiden.

    ResponderEliminar