lunes, 24 de abril de 2017

COLLITA DE SANT JORDI 2017


Aquest any Sant Jordi s'esqueia en diumenge, amb el que no estava clar si no hi hauria ningú al carrer o bé, seria una bogeria de gent. Per si de cas, i tenint en compte l'après en anys anteriors, m'ho vaig prendre amb tranquil.litat, deixant que el temps s'escolés fins que fos ben bé l'hora de dinar per llavors anar a gaudir contemplant entre prestages i taules, sense tenir por a ésser trepitjat per hordes d'animalons assedegats d'adquirir el llibre desitjat (o encara que sia, el que els justifiqui).

Evitant les estretors del Carrer Major i els pesats de les paradetes de roses, que apart d'haver-n'hi una cada 12 metres cada cop més són més agressius en els seus oferiments, em vaig encaminar cap a la Rambla Aragó a xafardejar els estols de llibres que hi han a mig carrer per acabar en una llibreria increíblement solitària, fet que feia tot just mitja hora semblava del tot impossible. Així, sense estretors ni gent colpejan-te al passar, vaig poder deixar vagarejar el meu desenvolupat Síndrome d'Stendhal entre títols coneguts i altres a descobrir, mentre madurava gustosament la collita d'aquest any, que tot seguit relaciono.

MARC PASTOR- FARISHTA: Possiblement amb el nou de David Trueba i el de Donald Ray Pollock, els que tenia anotats amb més força a la meva llista. A poc a poc, el barceloní s'ha convertit en un dels meus escriptors preferits i fins ara, tots els que m'he llegit d'ell m'han agradat moltíssim, amb la seva barreja entre el fantàstic i el suspens.

PIERRE LEMAITRE- RECURSOS INHUMANOS: Possiblement el francès sigui l'autor que més repercusió ha obtingut en els darrers 5 anys. Un cop consolidat, deixant enrera la sèrie Verhoeven, cada nou llibre que publica és una promesa de gran història. Si a més es tracta d'un regal triat, doncs encara molt millor. Moltes gràcies. 

RAMON USALL- SEIXANTA-VUIT: Aquest any el lleidatanisme ha estat un dels grans protagonistes per les nostres contrades amb gran empenta de la novel.la negra. Assasins de Ponent, Ful de Rafa Melero, els casos de La Sergent Grimm de Montse Sanjuan i alguns més. Com els dos primers ja els he gaudit, l'afortunat va ser en Ramón Usall. Per no saturar-me de nostreniment, vaig haver de descartar en una difícil decisió al meu apreciat Emili Bayo, però aviat ho remediaré.

ANTONIO MUÑOZ MOLINA- EL VIENTO DE LA LUNA: Fins i tot, en un dia tan consumista com Sant Jordi pots trobar megaofertes. Trobar un llibre d'aquest gran escritor a només 2 euros és una tentació que no es pot evitar, malgrat tenir-ne ja uns quants al cabàs. A més, encara que faci uns anys que li hagi perdut la pista, El Jinete Polaco segueix sent un dels meus llibres preferits.

DONALD RAY POLLOCK- EL BANQUET CELESTIAL: Els que hagin llegit Knockemstiff o El Diablo a Todas Horas entendran les meves ganes de tenir la seva nova obra. Als que no hagin fet, que sàpiguin que estan tardant.

LEILA SLIMANI- CANCIÓN DULCE: El Premi Goncourt de les lletres franceses és l'únic certamen literari en que hi confio amb els ulls tancats. Aquest any no podia ser diferent. Això sí, tot just feia un parell de dies que n'havia tingut la primera notícia quan el vaig rebre. Enorme punteria, per cert.

XAVIER THEROS- LA FADA NEGRA: Un altre regal, és el que té celebrar el teu sant en un dia tan assenyalat com aquest. No en tinc cap referència però fa una pinta tremenda i les crítiques són certament bones.

AMBROISE BIERCE- CUENTOS INQUIETANTES: Regal totalment inesperat i una autèntica delicatessen en l'edició d'Alianza Editorial. Els tètrics comptes d'en Bierce amb unes il.lustracions impactants formen una combinació irresistible. Fabulós.

Una collita genial. Ara a trobar temps per poder llegir-los.


martes, 18 de abril de 2017

NUDOZURDO- VOYEUR AMATEUR. Una crítica.




Cuando Nudozurdo anunciaron la publicación de Voyeur Amateur, su quinto disco, entre sus seguidores se planteó la duda si continuarían con el camino emprendido en el anterior  –y a nuestro entender fallido- Rojo es Peligro, repleto de sintetizadores que acolchaban y diluían parcialmente su sonido e intensidad tradicional o bien rehacían el camino y volvían a transitar por los senderos conocidos de sus anteriores publicaciones. La banda con una formación estable y muy consolidada, formada por Leo Mateos a la guitarra, Meta al bajo y el ya totalmente integrado Ricky Lavado a la batería, cambian de sello discográfico para pasar a ser editados por Mushroom Pillow y confían por primera en un productor externo, el muy solicitado Ricky Faulkner, para pulir su sonido y llevarlo hasta donde ellos querían.



Según han comentado los integrantes del grupo, se trata de un disco muy cohesionado, más de grupo y de tocarlo en ensayos y directos que no de llevar ideas preconcebidas individualmente al estudio. El productor ha acertado no interfiriendo demasiado en el sonido del grupo, incidiendo en conseguir una todavía mayor profundidad y contundencia en su base rítmica y una gran variedad en el tratamiento de las guitarras.  Los sintetizadores dejan de tener un papel primordial aunque en algunos temas se utilizan como arreglos, al igual que también recurren al uso de unas cuerdas (violines, violas) que suenan majestuosas.



Tanto en Voyeur Amateur, título que da nombre al disco y primer single del mismo, como Genocida Bilingüe consiguen hasta el momento la mejor traslación del poderoso y compacto sonido de sus conciertos a la grabación. Texturas densas urdidas por una batería frenética y el bajo de Meta, percutiendo tan afilado como demoledor, mientras la guitarra de Leo desgrana emociones retorcidas en forma de riffs descomunales y ponzoñosos. 2 temas apabullantes con unas incendiarias guitarras en el single y una cadencia en la batería que recuerda el referencial Pornography de los míticos The Cure en Genocida Bilingüe




En la primera cara encontramos inicialmente Bondage Belcanto y Beso Co-Rector, dos temas prototípicos del universo nudozurdiano mostrando un sonido intenso y cohesionado formando su reconocible colchón sónico. Después del tema homónimo, se halla Estás tan perdida, con unas cuerdas que subrayan la tensión enfermiza existente, dando como resultado una canción tan bella como el reflejo del sol sobre una cuchilla y afilada como su filo. Sigue Jaula de Oro con unos enérgicos riffs de guitarra emparentados con el Hard-Rock (los mejores The Cult sobrevuelan por momentos) para un tema con claro aroma a single y que puede sonar en circuitos mucho más accesibles de los frecuentados habitualmente por el grupo.


Reducen la velocidad al inicio de la segunda cara con la abrasiva Bronca Zafiro, con  guitarras y bajo densos y muy pesados, si antes hablábamos de hard-rock ahora debemos recurrir al post-hardcore, que no permiten que eleven el tema en ningún momento acorde a la voz quejumbrosa de Leo durante toda la canción. Tras esta oscura canción, encontramos una de las joyas del disco, Úrsula hay nieve en casa, en la que se elimina todo rastro de saturación y distorsión para que Leo adopte un tono confesional y doliente pariendo una emotiva canción que termina con un largo y emotivo instrumental. Tan espléndida como sorprendente dentro de su propuesta. Como si quisieran subrayar su excepcionalidad, continúan con la abrupta y ya mencionada Genocida Bilingüe y, posteriormente, los nueve minutos de La Ruta de los Balcanes; en la que conviven una batería casi tribal, bajos demoledores y guitarras que se retuercen en una tormena de distorsión que ahoga la voz de Leo para convertirla en un lamento. Una catarsis. Después de esta barbaridad, el disco aterriza y finaliza con Adaptación Coral, un tema más accesible pero que no deja de esconder gratificantes aristas.


Voyeur Amateur es un gran disco, a la misma altura, sino superior, de sus mejores trabajos. Ante la duda planteada al inicio, cabe decir que Nudozurdo ha acertado plenamente al rectificar y dejar de lado la preponderancia de los sintetizadores para volver a un sonido más orgánico, natural y reconocible en ellos. Siguen sin hacer ningún tipo de concesión y entregan un disco oscuro y largo, de 53 minutos para 10 canciones, que no se hace largo en ningún momento. En cada obra Nudozurdo propone al oyente más que una escucha, un viaje, una intensa experiencia y en Voyeur Amateur, esta es más que gratificante. Otra soberbia joya a sumar a sumar a su formidable catálogo.

VOYEUR AMATEUR 

 ÚRSULA HAY NIEVE EN CASA

GENOCIDA BILINGÜE

VOYEUR AMATEUR en Spoti


sábado, 15 de abril de 2017

LEON BENAVENTE- EN LA SELVA EP. Una crítica




No han transcurrido ni cuatro años desde que León Benavente publicó su primer disco. En este relativamente corto periodo de tiempo, han conseguido ocupar un lugar referencial dentro del indie español y no solo a nivel de actuaciones sino que también, y más importante, por la enorme calidad de su música. La publicación de 2, su segundo trabajo, les ayudó a consolidar ese lugar de predominio y otorgar mayor popularidad al grupo formado por Abraham Boba, Luis Rodríguez, Edu Baos y César Verdú. Ahora, justo después de finalizar la gira de presentación del mismo, publican las nuevas canciones que han creado recientemente agrupadas bajo el EP En la Selva, al igual que hicieron con el EP Todos contra todos, después del homónimo LeónBenavente.


Este regalo en forma de cuatro canciones se abre con Maestros Antiguos, en la que Abraham frasea al estilo de la cansina Tipo D, aunque poco después se aleja de la mera enumeración de exclamaciones y adapta estructura de canción destacando la agresiva guitarra de Luís, para contarnos la historia de un fantoche que ha vivido tiempos mejores. Continúa con el tema que le da nombre, En la Selva, un trallazo repleto del sonido que identifica al grupo: base rítmica con raíces en el kraut-rock y un acelerado post-punk que la voz de Abraham lleva a su terreno con total facilidad convirtiéndola en un nuevo himno, que en su letra compara la cotidianeidad con una aventura en la jungla, como Kurtz en El Corazón de las Tinieblas. En Se Mueve, el sintetizador de Edu Baos toma el protagonismo, con su ritmo sostenido, para ofrecernos otro tema redondo que estalla en su estribillo llevado por la progresión de la guitarra, siendo imposible permanecer impasible mientras suena. Finaliza el EP con Siempre hacia adelante, una revisión o reversión de Celebración, uno de los mejores temas de 2, con una nueva lectura ralentizada, mullida y bastante insípida y aburrida. 


Con esta nueva entrega constatamos que León Benavente sigue en estado de gracia y con facilidad para ofrecer grandes canciones incluso dentro de un EP irregular. ¿Por qué lo calificamos de irregular? Porque la diferencia entre las canciones es abismal. Tiene dos temas mayúsculos: En la Selva y Se mueve, que pasarán a engrosar la lista de sus mejores canciones, destinadas a romper en sus incendiarios directos. En cambio, Maestros Antiguos endereza el rumbo por su soberbia y contundente parte instrumental (elemento distintivo del grupo por otra parte) mientras que la parte vocal naufraga y resulta agotadora. Desde aquí aprovechamos para pedirles que se alejen de este monótono tipo de canción. En cuanto a Siempre hacia adelante es un experimento fallido que debe servir para saber qué dirección no ha de tomar el grupo en ningún caso. A pesar de estas objeciones, el peso en la balanza se decanta claramente hacia el lado positivo por la elevada calidad de las dos canciones destacadas anteriormente y la inyección de adrenalina que siempre proporciona escuchar a León Benavente. Alabanzas al grupo y volverles a felicitar por lo conseguido en tan poco tiempo, teniendo claro que escucharemos muchas veces este En la Selva EP.

SE MUEVE

MAESTROS ANTIGUOS
 EN LA SELVA EP en Spoti

jueves, 13 de abril de 2017

Francisco González Ledesma- Una novela de barrio. Una crítica



En primer lugar debo confesar mi ignorancia. Había visto, por activa y por pasiva, referencias a Francisco González Ledesma; que si es uno de los padres de la novela negra de este país junto con Manuel Vázquez Montalbán, que si publicó más de mil novelas entre las de Silver Kane y con su propio nombre, que si es un autor nunca suficientemente reivindicado a pesar de obtener el Planeta, en 1984 por Crónica Sentimental en Rojo. Lo cierto es que esta cantinela me provocaba una cierta pereza a enfrentarme a su obra. Error claro que remedié al encontrar Una Novela de Barrio, entre los títulos de la colección de novela negra en habla hispana que ofrecía El País el verano pasado. Por cierto, título premiado con el Premio RBA de Novela Negra de 2007 y que era el noveno de la serie de su protagonista.


La historia se sitúa en 2007. Al comisario Méndez, a punto de jubilarse y totalmente arrinconado dentro del cuerpo de Policía, le encargan un caso peculiar: en una casa que iba a ser derruida, y que antiguamente fue uno de los burdeles con mejor reputación de Barcelona, ha aparecido un cadáver con una bala en la cabeza. El difunto es, ni más ni  menos, que el atracador que huyó con el botín de un célebre atraco a un banco ocurrido treinta años atrás, y en el que falleció un niño de tres años, mientras que su compinche fue detenido y encarcelado, aunque recientemente acaba de salir de la cárcel. 


Méndez, buen conocedor del barrio, tira de contactos, pregunta, indaga y todo apunta a que el crimen lo ha cometido David Miralles, el padre del niño muerto en el atraco y actualmente un eficiente y reputado guardaespaldas, llevado por la venganza pero no hay pruebas que le incriminen. Entonces, se dedica a observarlo esperando que intente liquidar al otro malhechor recientemente liberado, Leónidas Pérez. Lo que Méndez no sabe, es que Leónidas es rico y mucho más listo de lo que aparenta y, ante la oscura sombra de la amenaza que se cierne sobre él, decide actuar asesinando a Miralles pero si mancharse él las manos. Iniciándose entonces un juego de cazadores que no quieren ser cazados convirtiéndose Méndez en un observador privilegiado de la acción, siendo a la vez sabueso y protector del investigado. 


Conseguirá Méndez reunir pruebas de la culpabilidad de Miralles, si es que realmente lo es, evitando un nuevo crimen? Logrará Leónidas Pérez su objetivo y después desaparecer? Podrá el presente evitar que el pasado se interfiera significativamente en la historia en forma de cadáveres?.


Tras esta historia de asesinatos, venganza e investigación todo en uno, nos encontramos con una novela brillante en la que Francisco González Ledesma logra mantener la atención y la tensión durante toda la historia. Somete a sus bien dibujados personajes a diferentes situaciones de peligro permitiendo que escapen de él pero solo para que posteriormente caigan en otra tesitura todavía peor. Hablando de sus personajes, estos son poderosos, coherentes y todos con una turbia historia detrás motivadora de sus actuaciones presentes. Entre todos los que pueblan las páginas, destaca Méndez el protagonista, que aunque sea el tapado es quien explica y permite que avance la historia enriquecida por sus socarrones comentarios y descreídos pensamientos. Pero no solo los protagonistas son importantes, los secundarios aportan empaque y se revelan fundamentales en el transcurrir de la acción.  


Tras este interesante argumento, el sustrato de la historia consiste tanto en el inexorable paso del tiempo que diluye indefectiblemente el pasado como en el dolor por la pérdida. El autor lo refleja con muchas manifestaciones; la devastadora vacuidad provocada por la muerte de un ser querido (todavía más en el caso de un hijo pequeño) y como puede quedar cercenada la vida a partir de este momento, el tratamiento que se le da a un Méndez envejecido y apartado de los casos principales de la comisaría debido a sus métodos considerados caducos y desfasados de sabueso, el personaje de Madame Ruth (metáfora de Barcelona y por extensión de las grandes ciudades) como reflejo de una época que no volverá por los cambios en las costumbres, inmigración y urbanismo provocando evidentes transformaciones. 


Además, entre un destacado poso de humor aportado por Méndez, Francisco González Ledesma plantea inteligentemente un dilema moral al lector. ¿Debe el culpable pagar por sus actos recibiendo la venganza, sin duda merecida?. Para aliviar la conciencia del lector, construye a Leónidas como un ser deleznable, evitando así que se tenga empatía hacia él, y aunque no olvidamos que eso no puede justificar el uso de la Ley del Talión, inevitablemente decanta nuestras preferencias. 


Una novela de barrio es una gran novela negra. Entretenida, mordaz y divertida a pesar de la patina de tristeza posada sobre sus páginas y además cuenta con abundantes dosis de intriga que proporcionan una lectura absorbente. El único aspecto negativo es haber descubierto tan tarde a Francisco González Ledesma pero de esto, el autor no tiene ninguna culpa y a nosotros nos proporciona una magnífica obra a disfrutar. 


Francisco González Ledesma en la Wikipedia

Recomendación: 
Como digo en la última línea de la reseña, incidir en el autor, especialmente en la colección de Méndez.

Mientras escribía esta reseña he escuchado el bello Postal de Chicharrón, el apabullante Voyeur Amateur de Nudozurdo (un disco maravilloso, así sin reservas) y el tratado mayúsculo de clase que es I am not afraid of you and I will beat your ass de los absolutamente imprescindibles Yo la Tengo.

miércoles, 5 de abril de 2017

VIVA SUECIA- OTROS PRINCIPIOS FUNDAMENTALES. Una crítica.




Quien conocía a Viva Suecia por sus trabajos anteriores, su homónimo EP de debut y el LP La Fuerza Mayor, esperaban expectantes la publicación del nuevo disco. En ellos, destacaba el magnífico trabajo de las guitarras y, lo más importante, contaba con buenas canciones. A pesar de ello, el conjunto final se resentía de una producción demasiado deudora de sus ídolos y paisanos Neuman, que aplacaba en demasía su sonido, siendo los mejores temas los que rompían este encorsetamiento; los ya himnos Bien por ti y Los años.

Para el nuevo trabajo, Otros Principios Fundamentales, y posiblemente para escapar de la sombra del disco anterior han contado con el reputadísimo Carlos Hernández Monbiela a los mandos. Éste ha producido últimamente a grupos como Disco las Palmeras, El Lado Oscuro de la Broca y, especialmente, el maravilloso Salve Discordia de Triángulo de Amor Bizarro, dotándoles de un sonido tan agresivo como compacto.

Y el cambio se nota positivamente. Viva Suecia sigue siendo un grupo de guitarras pero entre la mayor madurez como músicos de sus integrantes y la acertada mano del productor, al incidir en el aumento del volumen y otorgando mayor protagonismo a bajo y batería, han logrado un sonido más denso y consistente, con un mayor andamiaje en las canciones que les permite aumentar la velocidad de ejecución escudados en una trenzada y muy rítmica base sonora, sobre la que descargan sin piedad agresivos riffs de guitarra, aderezados con la dosis justa de distorsión, allanando el camino para romper en  explosivos estribillos.


Además de una mejora general en su sonido, lo realmente destacable de Otros Principios Fundamentales es que hay grandes temas, y estos no son escasos sino todo lo contrario. Desde los hits evidentes que han lanzado como adelantos: la apabullante Hemos Ganado Tiempo con ecos triangulobizarrianos y la preciosa A Dónde Ir, pasando por temas que se descubren con las escuchas como la frenética El Nudo y la Esperanza de amarga y, como es habitual en ellos, críptica letra. ¿Nos ponemos con esto? con unas magníficas guitarras para una canción de base pop. Nunca estamos solos y Vamos a hacer… dos canciones que empiezan calmadas y no dejan de crecer y crecer hasta que se desparraman en unos instrumentales vigorosos. Inteligentes que son, acaban con el crescendo de …que Esto Funcione logrando que el oyente se entregue sin concesiones a su música y tenga ganas de girar el disco y volver a escucharlo de nuevo. Así, una y otra vez.


A pesar de sus abundantes virtudes, cabe decir que hay un par de temas que lastran ligeramente el conjunto general. Tanto la retorcida y planetaria La Estrella de David, por excesiva, como Lo Último que se Pierda, mal colocada rompiendo el ritmo en plena concatenación de canciones vitaminadas, rompe el ritmo. Al pop-rock de tintes épicos practicado por Viva Suecia le sientan mucho mejor los temas acelerados y contundentes que las letanías. 


Gracias a Otros Principios Fundamentales, Viva Suecia no dan un paso, dan un triple salto adelante colocándose en primera línea del indie patrio y, sobretodo, dejando atrás al contingente de bandas insulsas y vacuas que abundan en el espectro del indie español. Su sólido pop-rock de guitarras poderosas pueden recordar a bandas como los referenciales Triángulos de Amor Bizarro, los Neuman más intensos, los Niños Mutantes tanto insomnes como primerizos –los más interesantes, sin ninguna duda- e incluso a otros como A Place to Bury Strangers, The Hellacopters o, por momentos, a los The Killers más efervescentes. Si alguien tiene alguna duda sobre la posición que ocuparán, que cuenten los festivales en que tocarán este verano.


Felicidades a Viva Suecia, tenían muy claro a dónde ir y lo han conseguido. 
 A DONDE IR

 HEMOS GANADO TIEMPO

EL NUDO Y LA ESPERANZA

Otros Principios Fundamentales en Spoti




viernes, 31 de marzo de 2017

Rafa Melero Rojo- Ful. Una crítica







Rafa Melero Rojo ha demostrado que es un escritor valiente. Crea la saga del Mosso d’Esquadra Xavi Masip en su primera novela, La ira del fénix, la consolida en La penitencia del alfil y una vez conseguida cierta repercusión, sale de su zona de confort -utilizando el término de moda-, arrincona a su personaje estrella y casi sin aviso, se atreve con una nueva novela, Ful, en el que el narrador pasa a ser el delincuente en lugar del investigador como había sido la tónica anterior.


En ella, los protagonistas son una panda de delincuentes de poca monta, unos losers de barrio con el destino marcado por la sombra del fracaso. Cinco amigos de la infancia que se agrupan en torno al jefe de la banda, Ful, que es quien toma las decisiones e idea los planes, contando con la ayuda de un misterioso personaje con buenos contactos llamado James.


Un buen día James propone a Ful un plan perfecto. Robar a un traficante una partida de coca justo cuando la recibe y venderla por su cuenta. Lo que tenía que ser un robo fácil y sin consecuencias, se complica cuando Ful mata, en defensa propia, al traficante. Para empeorar la situación, de repente aparece una chica y el zumbado de su amigo José, sobresaltado, la mata de un balazo entre los ojos.


Poco imaginan ellos que la joven fallecida es, nada más y menos, la prima de un importante capo del cártel de la droga colombiana que estaba de visita en la ciudad. Este último, airado y enfurecido, decide enviar un terminador (un asesino profesional) para acabar con todo el que tenga que ver con la muerte de su prima, tanto como venganza como para eliminar cualquier sospecha de debilidad sobre su comportamiento.


Con el paso de los días, la sombra de la tragedia en forma de investigación policial y, más alargada y tétrica, por la llegada del terminador se cierne sobre ellos, estrechando el cerco cada vez más a su alrededor. Ante esto, Ful decide trazar un plan magistral, una huida hacia delante, para poner escapar de su marcado destino y dejar atrás su vida actual. Conseguirán su objetivo triunfar o bien, y como mal menor, les detendrá la policía salvándoles con ello de caer en las garras del despiadado asesino?.


Tras esta interesante trama encontramos una novela poseedora de gran ritmo, favorecido por una narración escrita mayormente en primera persona, repleta de frases cortas y con abundantes puntos y seguido, mucho diálogo y escasas descripciones, logrando transmitir sensación de vértigo y acción. Además, su estructura de capítulos muy cortos, de apenas 3-4 páginas cada uno, provocan que el lector caiga en la tentación de leer sin parar. Si a todo lo anterior le sumamos unos personajes bien construidos, destacando entre los principales tanto Jessi, la chica, como el Hielo, el malo malísimo de la historia. Pero no solo los principales, poderosos secundarios como el padre o el primo reggaetonero también son muy atractivos. Por todo esto, la lectura de Ful es tremendamente frenética y adictiva.


El escritor aprovecha para reflexionar entre líneas sobre el oscuro futuro de los pequeños delincuentes, siempre esperando una oportunidad que les aparte del camino o, peor todavía, confiar en un golpe genial que les permita iniciar una nueva vida sin querer aceptar que nada de esto llegará y que cualquier intento está condenado al fracaso. Todo ello contrapuesto con el poder y riqueza que tienen los grandes traficantes de droga, en este caso colombianos. El libro también deja entrever el poder del dinero y cómo la corrupción afecta a todas las escalas de nuestra sociedad, policía evidentemente incluida. El autor ejerce como cronista social mostrando la vida en el barrio alejado del centro de la ciudad, con sus bares de parroquia fiel, parques que actúan como refugio y como se han visto invadidos por la llegada mayoritaria de inmigrantes.


Nos gusta como escribe Rafa Melero Rojo; el poso de verisimilitud de sus historias y la humanidad repleta de defectos de sus personajes, defectos que consiguen que se les coja cariño. Con Ful vuelve a confirmar todos estos méritos y nos ofrece una historia localista de vocación universal y con claros y disfrutables tintes cinematográficos. 

Rafa Melero en la Wikipedia

Recomendación: 
Los trabajos anteriores del autor: La ira del fénix y La penitencia del alfil.

Durante esta reseña escuché el enorme retorno de Nudozurdo llamado Voyeur Amateur, el divertido La Foto Fantasma de Cosmen Adelaida y la gran confirmación que supone el disco Otros Principios Fundamentales de Viva Suecia, un grupo que sin ninguna duda va a arrasar en festivales.




sábado, 25 de marzo de 2017

Animic- Skin. Una crítica




Los últimos años de la trayectoria de Animic demuestran que son un grupo nada acomodaticio. Dejaron atrás su folkie original para adentrarse en la oscuridad de la mano de su magnífico Hannibal y ahora, más de tres años después, dan una nueva vuelta de tuerca en su nuevo trabajo, Skin.


En Skin, renuncian definitivamente a la batería –que tocó Louise Sansom en el disco anterior- ocupándose ella en exclusiva de las voces y Ferràn Palau aparca su guitarra (después del éxito de su disco y gira Santa Ferida), para situarse detrás de los teclados ayudando y complementando a Juanjo Montañés para potenciar sintetizadores, bases y arreglos electrónicos varios. Estos cambios provocan un claro viraje hacia la electrónica en un salto sin red y de elevado riesgo.


El disco se inicia con la sorprendente y recargada base de Gem seguida por la aparición de unos densos teclados, sobre los que se impone sin dificultad la preciosa voz de Louise, en una canción que nos da la pauta de su nuevo sonido. Continúa con TV incorporando elementos del tecno más industrial para aumentar la velocidad, a base de bpms, en Glass, para inducirnos a bailar en un efectivo viaje de escasos tres minutos. En Silence frenan y adoptan un tema intimista para narrar la tensión y dolor del fin de un romance.


La segunda cara se abre con la rítmica Inhuman, que a pesar de su inicio casi reggaetonero acaba convirtiéndose en una de las joyas del disco, con una letra en que denuncian la deshumanización aceptada que provoca la tecnología. A continuación, Slave y su grata maraña de ruidos envolventes. En Hidden, Louise se desnuda emocionalmente en esta canción dedicada a su hijo, logrando un tema tan emocionante como escalofriante. Termina el disco con la efectista Whales para cerrar una cara B ciertamente destacable.


Skin es un disco tan acertado como sorprendente. Los elementos electrónicos quieren ser los protagonistas pero quien termina siéndolo es la magnífica voz de Louise Sansom, en un auténtico tour de force, demostrando su enorme versatilidad como cantante. Los rítmicos arreglos electrónicos de Inhuman o Slave les emparentan con los fantásticos últimos trabajos del danés Anders Trentemøller. En TV y Whales se cuelan algunos retazos de Nine Inch Nails o Machine Head. En la magnífica Gem y las intimistas Silence y Hidden nos recuerdan, por momentos, a los añorados Fang de Mariona Aupí e incluso a unos Portishead desnudos. Tan solo en la espídica Glass tenemos la sensación de que se les ha ido un poco la mano. En cuanto a las letras siguen con sus temas descreídos, desesperanzados y con un punto de pesimismo.


Disco cortísimo, 8 canciones para 31 minutos, de elevado riesgo pero del que salen airosos, logrando un gran disco que nos deja canciones realmente destacables como Gem, Inhuman o Slave. Profundizan en el camino iniciado en Hannibal, bien adentrados en la oscuridad –darkwave de alta calidad- pero le añaden una paleta de arreglos electrónicos consiguiendo salir airosos del envite y dejando todavía más atrás a los Animic de sus primeros trabajos, afianzándose en su sólido y prometedor presente, dejándonos con muchas ganas de poder presenciar la traslación al directo de su novísima propuesta, Skin.


Como colofón, comentar que cada canción tiene un videoclip realizado por un director diferente y que complementan perfectamente al disco.

GEM

SLAVE

INHUMAN

Skin en Spoti 

domingo, 19 de marzo de 2017

Seumas O'Kelly- La Tumba del Tejedor. Una crítica



He de reconocer que la sinopsis de La Tumba del Tejedor me atrapó. Me pareció tan divertida y encantadora que la encontré idónea como regalo. Como parece ser que eso del karma existe (o llamad como queráis a las pajas mentales que nos hacemos para tirar adelante) y gracias también al encanto de quien recibió el obsequio, que me lo dejó posteriormente, pude leerlo y disfrutarlo. A todo esto decir que anteriormente no conocía nada de este libro y parece ser que es la obra más importante y perdurable de su autor Seumas O’Kelly, que falleció prematuramente en 1918 con unos escasos 37 años, y se publicó póstumamente poco tiempo después, convirtiéndose con el tiempo en un referente de la novela humorística irlandesa.


La Tumba del Tejedor es una novela corta, o mejor dicho un relato largo, ya que tan solo tiene 77 páginas en la bonita edición de Sajalín Editores, con traducción de Celia Filipetto. Se inicia con la comitiva fúnebre por la muerte de Mortimer Hehir, el último tejedor, formada por la viuda mucho más joven que el difunto, los dos sepultureros –que son gemelos- y dos ancianos de edad indeterminada pero muy viejos. Se encaminan al viejo cementerio de Cloon na Morav (el Prado de los Muertos) para enterrar al finado. Este es el camposanto tradicional del pueblo, pero es tan antiguo que está casi lleno y solo tienen cabida en él los últimos representantes de cada linaje. Precisamente el conocimiento que tienen del cementerio, ante el desconocimiento de las nuevas generaciones, es precisamente el motivo de la presencia de los dos ancianos; Meehaul Lynskey, el fabricante de clavos, y Cahir Bowes, el picapedrero, que deberán ubicar con precisión el lugar exacto de la tumba del tejedor.


Una vez en Cloon na Morav, empiezan los problemas al discurrir entre los lúgubres laberintos de tumbas y no recordar con seguridad la ubicación. Ante ello, empieza la discusión entre los abuelos, cada vez más agria y mordaz, aprovechando entre puyas y reproches varios para sacar a la luz secretos de los ilustres ciudadanos allí enterrados. Entretanto la viuda, aburrida y un tanto desconcertada, empieza a sentir una cierta atracción hacia uno de los dos sepultureros, percibiendo en sus miradas que el interés pudiera ser correspondido.


Lograrán encontrar la tumba y le enterrarán finalmente en Cloon na Morav?. Acabarán despedazándose los dos ancianos en una de sus ególatras discusiones?. Significan algo las miradas furtivas que se lanzan viuda y sepulturero?.


Tras este argumento encontramos una divertida novela de humor más socarrón que hilarante, más irónico y punzante que desternillante, que se manifiesta sobre todo en la discusión entre los ancianos. Seres que saben que tienen su última oportunidad de sentirse útiles e imprescindibles y no van a dejarla pasar, por lo que han de imponer su opinión sobre la del otro, a cualquier precio, con tal de sentirse importantes una vez más. La historia no deja de ser un reflejo de un mundo que se acaba, de una serie de profesiones que desaparecen: tejedor, tonelero, fabricante manual de clavos, y el hecho de que el cementerio esté a punto de llenarse totalmente derivando los entierros hacia el nuevo, no deja de ser una metáfora del progreso de los tiempos ante el que los anciano quieren reivindicarse por última vez. Metáfora aún más acertada porque está ambientada hace un siglo y es un claro reflejo de la continua evolución de la sociedad y sigue teniendo total validez un siglo después, a pesar de que creamos que los cambios nunca han sido tan rápidos y constantes como en nuestra época. La rápida atracción que siente la viuda hacia otra persona, aún teniendo delante el ataúd de su marido, no deja de representar la rápida asunción de los cambios dejando atrás con facilidad lo que ha sido superado.


El libro se lee sin complicaciones, gracias a su buen ritmo y sus diálogos llenos de réplicas y contrarréplicas, que provocan que la lectura avance de forma fluida hasta llegar al final. Los personajes son certeros y coherentes destacando claramente el extremismo de los dos cascarrabias. La Tumba del Tejedor, sin ser una obra maestra ni querer pretenderlo, proporciona un buen rato de entretenida lectura. El lector asiste con sonrisa cómplice a la exacta descripción del final de una época, que nos traza Seumas O’Kelly a partir de una anécdota trivial, mientras imagina con facilidad el siniestro aspecto del cementerio y a los dos ancianos discutiendo hostilmente mientras la viuda, azorada, no deja de mirar hacia otra lugar más agradable. 


Seumas O'Kelly en la Wikipedia

Recomendación: 
Literatura mordaz y socarrona. Se aceptan sugerencias que cuesta encontrar escritores que practiquen este estilo.
Mientras escribía esta reseña he escuchado Índigo Meadow de los muy interesantes Black Angels, el muy buen Otros Principios Fundamentales de Viva Suecia -atentos a este nombre, llegarán lejos- y el oscuro Vietnam del grupo neozelandés de mismo nombre. 


lunes, 6 de marzo de 2017

Soviet Soviet- Endless. Una crítica





Hace ya unos años descubrí a un grupo italiano de post-punk llamado Soviet Soviet. Me llamó la atención la preponderancia de un bajo áspero en su sonido y sus claras raíces en la música de Joy Division. Indagando más que por algo Internet es una mina, descubrí que el grupo había publicado tres muy recomendables EP’s –que precisamente ahora se han recopilado con el título Nice. Poco después, en 2013, apareció su primer LP Fate, que les situó en los primeros puestos del revival post-punk europeo y, hace ya unos meses entregaron el siempre difícil segundo disco, de título Endless.

Endless tiene 9 canciones para un total de 41 minutos. Canciones largas que superan en todos los casos los tres minutos y medio. Temas intensos de sonido muy elaborado, trenzado por un omnipresente bajo que percute imparable y sobre el que planean tormentas en forma de enérgicos riffs de guitarra mientras la batería, a toda velocidad, refuerza y sostiene el vertiginoso ritmo de las canciones. Bajo este entramado el cantante, Andrea Giometti, preserva la melodía en unas canciones sin prácticamente estribillos. Esta renuncia provoca que Endless sea un disco muy compacto, con un gran nivel en todos los temas, un viaje en el que destaca el inicio con la trepidante Fairy Tale, el single Endless Beauty, la relativa bajada de velocidad en Star y, a partir de ésta, el acelerón incontenible iniciado en Pantomime y Rainbow hasta la postrera Blend.

Soviet Soviet tienen muy claro como quieren sonar, y han sido ellos mismos los productores del disco con la ayuda de Black Candy. Se hace evidente que el cantante y, a la vez, bajista es el creador de las canciones ya que este instrumento es la base de su música. Es destacable que con una formación clásica de guitarra, bajo y batería (Alessandro Constini, Andrea Giometti y Alessandro Ferri respectivamente) consigan un sonido tan potente, denso e intenso, que bebe tanto de Joy Division como de otros grupos del post-punk más vigoroso como Bauhaus, Wire o Killing Joke, sin hacer ascos a picotear del punk combativo y del rock alternativo más aguerrido.

Endless es otro gran disco para la carrera de Soviet Soviet, que asienta y confirma todavía más su potente sonido y refuerza su posición cabecera en el revival post-punk europeo, en el que los grupos italianos –como Geometric Vision, Ash Code o Winter Severity Index- cada vez tienen más repercusión. Una gozada de disco para los amantes del género aunque puede tener un punto demasiado abrupto para los no iniciados.


 ENDLESS BEAUTY

PANTOMIME

STAR

ENDLESS EN SPOTI