lunes, 21 de diciembre de 2015

Pablo und Destruktion- Vigorexia Emocional. Una crítica.



El año pasado Sangrín, el anterior disco de Pablo und Destruktion, fue una de las agradables sorpresas del año, noqueándonos fácilmente a primera escucha y apuntando en letras mayúsculas el nombre de su autor. En mayor de este año, nos entregan su nuevo disco, Vigorexia Emocional, firmado también por Pablo G. Díaz con La Tribu del Trueno como banda acompañante.

Como en su anterior trabajo las atmósferas desasosegantes complementando la magnífica voz de  crooner de Pablo son las grandes protagonistas, acrecentadas por unos magníficos arreglos en guitarras, pianos y, especialmente, en la inmisericorde viola de Sara Muñiz que potencian y realzan los textos, románticos y desquiciados a la vez. Unas letras muy visuales, efecto éste que provoca que el oyente todavía se sumerja más en la canción y sus texturas.
Se ha comparado acertadamente a Pablo und Destruktion con su paisano Nacho Vegas, siempre y cuando recordemos al turbio y ponzoñoso Nacho Vegas de sus primeros discos y no al de sus insípidos y aburridos últimos trabajos.
Además del símil anterior, el asturiano nos evoca fácilmente al gran Nick Cave. Las historias dolientes y desgarradoras, la rabia en el tono de la interpretación y las continuas referencias al amor y al sexo (¿o es que son indisolubles en un amor romántico?), los crescendos instrumentales desbordándose mientras proyectan a la cumbre la voz de Pablo G. Díaz y sus posteriores descensos vertiginosos. Todo lo anterior y la tristeza y angustia que provocan sus letras en determinados momentos, le sitúan en la senda del gran mito australiano.

A pesar de que líricamente el nivel es ligeramente inferior al enorme Sangrín, en Vigorexia Emocional hallamos una serie de canciones de gran calado emocional: la desesperanzada Animales, la acongojante road-canción Busero Español, los curiosos ritmos del single A Veces la Vida es Hermosa contrapunteando unos versos lapidarios, la historia del sueño revivido en la preciosa Bares Vacíos, la inicial Los Días nos Tragarán y la última Dulce Amor en que a pesar de su título, proclama lo contrario blindándose ante el romántico amor con el que ha flirteado durante todo el disco. 

Vigorexia Emocional es un nuevo paso adelante, que confirma a Pablo und Destruktion como una de las voces más interesantes y relevantes aparecidas en los últimos años en nuestro país y en una parcela tan poco concurrida como la de crooner con hechuras de predicador. 

BUSERO ESPAÑOL  

LOS DIAS NOS TRAGARAN

A VECES LA VIDA ES HERMOSA

VIGOREXIA EMOCIONAL EN SPOTI



2 comentarios:

  1. ¿Pondrás alguna de sus canciones en tu lista de lo mejor del 2015? Me tienes en ascuas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con toda seguridad entrará Animales en la lista. A ver si queda apañada y la cuelgo en un ratito.

      Saludos

      Eliminar