martes, 18 de abril de 2017

NUDOZURDO- VOYEUR AMATEUR. Una crítica.




Cuando Nudozurdo anunciaron la publicación de Voyeur Amateur, su quinto disco, entre sus seguidores se planteó la duda si continuarían con el camino emprendido en el anterior  –y a nuestro entender fallido- Rojo es Peligro, repleto de sintetizadores que acolchaban y diluían parcialmente su sonido e intensidad tradicional o bien rehacían el camino y volvían a transitar por los senderos conocidos de sus anteriores publicaciones. La banda con una formación estable y muy consolidada, formada por Leo Mateos a la guitarra, Meta al bajo y el ya totalmente integrado Ricky Lavado a la batería, cambian de sello discográfico para pasar a ser editados por Mushroom Pillow y confían por primera en un productor externo, el muy solicitado Ricky Faulkner, para pulir su sonido y llevarlo hasta donde ellos querían.



Según han comentado los integrantes del grupo, se trata de un disco muy cohesionado, más de grupo y de tocarlo en ensayos y directos que no de llevar ideas preconcebidas individualmente al estudio. El productor ha acertado no interfiriendo demasiado en el sonido del grupo, incidiendo en conseguir una todavía mayor profundidad y contundencia en su base rítmica y una gran variedad en el tratamiento de las guitarras.  Los sintetizadores dejan de tener un papel primordial aunque en algunos temas se utilizan como arreglos, al igual que también recurren al uso de unas cuerdas (violines, violas) que suenan majestuosas.



Tanto en Voyeur Amateur, título que da nombre al disco y primer single del mismo, como Genocida Bilingüe consiguen hasta el momento la mejor traslación del poderoso y compacto sonido de sus conciertos a la grabación. Texturas densas urdidas por una batería frenética y el bajo de Meta, percutiendo tan afilado como demoledor, mientras la guitarra de Leo desgrana emociones retorcidas en forma de riffs descomunales y ponzoñosos. 2 temas apabullantes con unas incendiarias guitarras en el single y una cadencia en la batería que recuerda el referencial Pornography de los míticos The Cure en Genocida Bilingüe




En la primera cara encontramos inicialmente Bondage Belcanto y Beso Co-Rector, dos temas prototípicos del universo nudozurdiano mostrando un sonido intenso y cohesionado formando su reconocible colchón sónico. Después del tema homónimo, se halla Estás tan perdida, con unas cuerdas que subrayan la tensión enfermiza existente, dando como resultado una canción tan bella como el reflejo del sol sobre una cuchilla y afilada como su filo. Sigue Jaula de Oro con unos enérgicos riffs de guitarra emparentados con el Hard-Rock (los mejores The Cult sobrevuelan por momentos) para un tema con claro aroma a single y que puede sonar en circuitos mucho más accesibles de los frecuentados habitualmente por el grupo.


Reducen la velocidad al inicio de la segunda cara con la abrasiva Bronca Zafiro, con  guitarras y bajo densos y muy pesados, si antes hablábamos de hard-rock ahora debemos recurrir al post-hardcore, que no permiten que eleven el tema en ningún momento acorde a la voz quejumbrosa de Leo durante toda la canción. Tras esta oscura canción, encontramos una de las joyas del disco, Úrsula hay nieve en casa, en la que se elimina todo rastro de saturación y distorsión para que Leo adopte un tono confesional y doliente pariendo una emotiva canción que termina con un largo y emotivo instrumental. Tan espléndida como sorprendente dentro de su propuesta. Como si quisieran subrayar su excepcionalidad, continúan con la abrupta y ya mencionada Genocida Bilingüe y, posteriormente, los nueve minutos de La Ruta de los Balcanes; en la que conviven una batería casi tribal, bajos demoledores y guitarras que se retuercen en una tormena de distorsión que ahoga la voz de Leo para convertirla en un lamento. Una catarsis. Después de esta barbaridad, el disco aterriza y finaliza con Adaptación Coral, un tema más accesible pero que no deja de esconder gratificantes aristas.


Voyeur Amateur es un gran disco, a la misma altura, sino superior, de sus mejores trabajos. Ante la duda planteada al inicio, cabe decir que Nudozurdo ha acertado plenamente al rectificar y dejar de lado la preponderancia de los sintetizadores para volver a un sonido más orgánico, natural y reconocible en ellos. Siguen sin hacer ningún tipo de concesión y entregan un disco oscuro y largo, de 53 minutos para 10 canciones, que no se hace largo en ningún momento. En cada obra Nudozurdo propone al oyente más que una escucha, un viaje, una intensa experiencia y en Voyeur Amateur, esta es más que gratificante. Otra soberbia joya a sumar a sumar a su formidable catálogo.

VOYEUR AMATEUR 

 ÚRSULA HAY NIEVE EN CASA

GENOCIDA BILINGÜE

VOYEUR AMATEUR en Spoti


2 comentarios:

  1. Bien, entonces del anterior paso y me vengo directamente a este para pasar la amñana. Gracias
    Besos

    ResponderEliminar