martes, 12 de junio de 2018

BELAKO - RENDER ME NUMB, TRIVIAL VIOLENCE. Una crítica


Los de Munguía deslumbraron en su debut Eurie (2013) gracias a su abrasivo y convincente post-punk, sorprendente en una formación tan joven. Con Hamen (2016) profundizaron en su sonido e incorporaron elementos electrónicos que dieron lugar a canciones tan celebradas como Mum, Crime o Sinnerman. Con estos dos magníficos trabajos, Belako han logrado ocupar un lugar preponderante en la escena pop-rock nacional, posición reforzada gracias a sus intensos e incendiarios conciertos. En este punto, entregan su tercer LP, Render Me Numb, Trivial Violence. Un disco doble con catorce canciones producido por ellos mismos y, en esta ocasión, autoeditado, aunque contando con importantes apoyos para la distribución (El Segell del Primavera y PIAS). 

La primera mitad de Render Me Numb, Trivial Violence está conformado por una retahíla de temas urgentes y de impacto inmediato dentro del sonido Belako más clásico; acelerado post-punk aderezado con gotas de furioso grunge y hardcore, como en el single Lungs y la oscura Two Faced Simulation. Incorporan sintetizadores en la inicial Maskenfreiheit y bases electrónicas y voces distorsionadas en Nice Church. De esta primera parte destacan Over the Edge, un tema redondo con una vocalista que se desgañita gritando para imponerse sobre el denso andamiaje instrumental y, especialmente, Stumble, en que unos majestuosos sintetizadores y la guitarra preñada de reverb de Yosu elevan la canción mientras que los omnipresentes bajo y batería la mantienen cerca del suelo, dando como resultado un tema fascinante y uno de los mejores de en discografía. 

A partir de aquí echan el freno y las pistas se llenan de experimentos: Stumble II, en el que un amortiguado piano envuelve el lamento en la voz distorsionada de la cantante; Strangers in a Box, posiblemente el tema más alejada del sonido Belako, un tema tranquilo, de cadencia tropical que se convierte en una olvidable curiosidad y el acuoso e intrascendente instrumental Render Arp. Para acabar con la parte experimental llega Render me Numb, una canción extraña tanto por su estructura como por sus guitarras evanescentes, pero el desgarro en la voz de Cris y su contundente interpretación consiguen que funcione. Una contagiosa base electrónica vertebra The Fiend Thinker, tema destinado a la pista de baile que vendria a ser el reverso cenagoso de la fantàstica Sinnerman de Hamen. En Something to Adore (Arinau), se versionan a ellos mismos reventando la balada original y convirtiéndola en un encantador tema de rabioso pop. Hegoun Baleak II oscuro tema post-punk que se inicia lento y se despereza gracias a unas guitarras de altos vuelos para finalizar con Maskenfreiheit II, segunda parte del tema inicial y que huye de la urgencia de su primera parte para ser un reposo de poco más de un minuto.

Los catorce temas del disco están ordenados en forma de montaña rusa, con una primera mitad directa, sin concesiones, en que no se afloja el pistón en ningún momento, con mención especial para las citadas Over the Edge y Stumble. Llega la calma con la parte experimental, con unos temas más curiosos que efectivos. Vuelven las alturas gracias a la triada formada por Render Me Numb, The Fiend Thinker y Something to Adore (Arinau) para terminar aterrizando suavemente con las postreras Hegodun Baleak II y Maskenfreiheit II. No tienen ningún problema para transitar entre estilos elaborando fiero y contundente post-punk mezclado con una electrónica en la que se sienten muy cómodos. Reinciden en su sonido con una base rítmica veloz, compacta y poderosa que sustenta el entramado de la mayoría de las canciones gracias a la contundencia de Lander a la batería y el afilado bajo de Lore que percute inclemente llenando todos los espacios. Yosu cabalga con sus guitarras mordientes y agresivas mientras Cris canta en amplio registro, desde el cercano susurro hasta el grito desgañitado mientras va dando paletadas de color con su sintetizador cada vez más protagonista.

En cuanto a sus letras cuenta con los textos más combativos que han publicado hasta el momento con claras referencias a la necesidad de terminar con la lacra que supone el machismo, la indiferencia de la sociedad ante la normalización de la violencia televisada, la corrupción de la clase política, la indiferencia ante la crisis de refugiados embebidos, desde el sofá de casa, ante las pantallas que nos proporcionan las nuevas tecnologías.

Por si a alguien le quedaba alguna duda, Belako vuelven a demostrar que tienen las ideas muy claras y hacen lo que les viene en gana. Entregan un fiero disco doble que funciona a 45 rpm, grabado en analógico con un efecto vintage que provoca una cierta resonancia hueca, con tratamientos vocales graves que otorgan oscuridad, instrumentales efímeros, segundas partes de canciones, arreglos desconcertantes y relecturas de temas propios. Por todo ello Render Me Numb, Trivial Violence es un doble LP arriesgado y valiente, incluso algo inhóspito en las primeras escuchas, que aún sin ser perfecto, merece que se tenga paciencia para descubrir la cantidad de detalles en forma de arreglos que alberga y que le convierten en gran trabajo, otro más en su carrera. Con este nuevo álbum Belako se reafirman como una de las más brillantes apariciones dentro de la música nacional de estos últimos años.

                          OVER THE EDGE

                          RENDER ME NUMB
                        THE FIEND THINKER



        RENDER ME NUMB, TRIVIAL VIOLENCE EN SPOTI 


OTRAS RESEÑAS: